jueves, 25 de octubre de 2012

SEMANA DEL TERROR, Vol. 1: V/H/S

¡Atención, atención! Hoy tenemos un avance especial con motivo de la XXIII Semana del Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián presentando una de las películas que se exhibirán en el festival, concretamente el día 1 de Noviembre:

Película: V/H/S (V/H/S, 2012)
Director: Adam Wingard ("Tape 56"), David Bruckner ("Amateur Night"), Ti West ("Second Honeymoon"), Glenn McQuaid ("Tuesday the 17th"), Joe Swanberg ("The Sick Thing That Happened to Emily When She Was Younger"), Radio Silence ("10/31/98")
Guión: (varios)
Reparto: (varios)
_____________________________________________________________

“Lo único que tenemos que hacer es entrar en la casa y recuperar una cinta VHS”
Señoras y señores, les rogamos apaguen sus cerebros durante la proyección de esta cinta que promete adentrarse en el terreno de los found footage a través de una película episódica montada en torno a una colección de VHS en un extraño ático. ¿Por qué? Pues porque, ¿qué clase de persona pasaría a una cinta VHS hoy en día una grabación de webcam o de una cámara digital inserta en unas gafas?

Si conseguimos acceder a la suspensión de la incredulidad nos encontraremos con un decente filme de bajo presupuesto compuesto por cinco cortometrajes entre mediocres y notables y un arco decameronesco para justificar (mal) la conjunción de éstos.
_____________________________________________________________

ARCO CONJUNTO“Cinta 56”
(o “Somos vándalos, somos gilipollas, nos gustan las tetas y lo grabamos todo”)
Un grupo de ninis perroflautas jóvenes impulsivos que gustan de descargar sus hormonas destrozando ventanas, casas y mobiliario en general, destetando mujeres por la calle, bebiendo y drogándose, disfrutan grabando todas estas sanas actividades juveniles a cambio de dinero. Y es que hay un mercado ahí fuera, jovenzuelos, ¡el futuro! Señores que os comprarán cintas de mujeres abusadas y cristales rotos para ¿tocarse? ¿investigar? ¿rodar Mentiras y Gordas 2: La Venganza?

Ésta era la idílica vida de nuestros alegres muchachotes hasta que uno de ellos anuncia que le han ofrecido un trabajo más jugoso con el que cobrar de un golpe el "sueldo" de un mes grabando tetejas: allanar el hogar de un jubilado para recuperar una cinta VHS.

No os preocupéis, esto no es un drama social. No nos hablarán del deplorable estado de la pensión de ese señor, del tiempo que le queda antes de que el banco le desahucie o del tiempo que hace que no se le levante. Ni falta que hace: al llegar el viejo está muerto y en la casa hay más cintas de vídeo que en un videoclub (ver NOTA al final) en los 90.

¿Cuál es la cinta correcta? ¿Qué se supone que está grabado en ella? No hay otra forma de averiguarlo que verlas una por una, oportunamente visionándolas cada muchachote por separado para descubrir al final de cada proyección que el espectador ha desaparecido.

Ésta es la premisa que engloba y justifica la aparición de los 5 cortometrajes que componen la chicha del collage cinematográfico que tenemos entre manos. Las grabaciones van a recorrer todos los tópicos del found footage, que ya era viejo cuando lo utilizó Cervantes en el Quijote, pero en un conjunto y formato que disimula los fallos (pésimas actuaciones en más de un caso) y engrandece sus virtudes (buen empleo del suspense y el horror).

Los que pudisteis conseguir entrada para la proyección en la Semana del Cine Fantástico y de Terror no os sentiréis defraudados, especialmente con los dos últimos cortos (el que emplea webcams y el de la casa encantada).

NOTA: Se rumorea que un "videoclub" era un lugar donde se reunían las señoras mayores con unos seres de otro mundo a ver vídeos de bodas y bautizos. Lo digo para los que no vivisteis esa época.
_____________________________________________________________

Y así doy por bienvenido al Horror Festival de San Sebastián. Mañana, como miembro del Jurado Joven, me tocará ver todos los cortometrajes a concurso, pero ya vengo entrenado de hoy gracias a V/H/S.

Welcome to Hell!

3 comentarios:

  1. La verdad es que no es mi género, tío: pero yo te apoyo en lo que quieras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo que quiera, ¿eh?... ¿Me financias el blog? Dinero para ver más películas, con casinos, y furcias...

      Eliminar
  2. Dame un número de cuenta y te ingreso lo que me pidas ahora mismo. Eso sí, voy a necesitar, además del número de cuenta, la contraseña de una tarjeta de crédito vinculada a la misma, los tres numeritos que aparecen en el reverso y ya, por si acaso, tu segundo apellido (si el primero no es Luque, los dos apellidos) y tu NIF. Si ves que en vez de ingresos tienes egresos, no te preocupes ni llames a la policía ni a nadie, mi entidad bancaria funciona así: en breve (un par de semanas) tendrás lo que ya tenías más mi ingreso.

    ResponderEliminar