viernes, 28 de septiembre de 2012

MONSTRUÑOS, Vol. 3: EL GUSANO CULERO

Japón, no hace mucho, se convirtió en muchos aspectos en renovadora del terror cinematográfico, a raíz, básicamente, de que los americanos se dedicaran a hacer remakes de sus taquillazos. Tal cual. Pero no os preocupéis que los japos también se hinchan a hacer secuelas de los mismos (¿a que no habíais oído hablar de la precuela y de la serie de televisión de The Ring? Pues eso).

Así que nada, todo el mundo a alabar la renovación del llamado J-Horror, que por cierto, estaba en mil veces mejor forma en los años 60, con ejemplos como Onibaba o El más allá, dos clásicos y dos peliculones que analizaremos pronto aquí.

Peeero no, ya se encargan ellos mismos de autodestruir lo que construyeron y crear truños películas de serie Z, malas hasta para el canal SyFy (¡una mina!), que tiren todo por tierra. De la mano del adalid del mierdhorror japonés, Noboru Iguchi, nos llega una película hecha con el culo. Literalmente...

ZOMBIE ASS: TOILET OF THE DEAD
(Zonbi Asu, 2012)
SINOPSIS: Sacudido por la culpa del suicidio de su hermana, un estudiante de karate se va de viaje con unos amigos al bosque. Las cosas comienzan a ir mal cuando encuentran dentro de un pescado que capturaron un gusano parásito...
No os dejéis engañar por esa sinopsis misteriosa: aquí hay escatología. No es 2 Girls 1 Cup, pero tampoco se cortan. Y es curioso que se anuncie con este escueto resumen cuando el horrible tráiler (¡DANGER!) no deja nada a la imaginación.

Lo dicho, cuando se habla de que ésta es una película de mierda, no se habla en balde, como cuando tratamos aquí el caso del "Monstruño" original (¡clic!). Decir que el director tiene una fijación anal es decir que Brian Yuzna es un director decente (googlead, pequeños, y muy pronto por estos lares...): te quedas corto siempre.

Culos. Culos. Culos. Y algún culo también me ha parecido ver. ¿Recordáis la célebre escena de los chochos en Abierto hasta el amanecer? Pues Nuboru Iguchi tiene culos aquí de la misma variedad.

En definitiva, otra de esas películas para no ver ni solo ni sobrio. Muy poco se puede decir de sus valores cinematográficos: efectos especiales en el sentido más peyorativo de la palabra "especial", actores que van de lo ridículo a lo penoso... Especialmente sangrante (en varios sentidos) es el caso del actor que abre el fragmento de vídeo que os he seleccionado.

Dices tú de la Solitaria...
MORALEJA:
¿Anisakis? ¡Mis cojones!

4 comentarios:

  1. ¿Y ahora quien coño es el valiente que se atreve a ir al baño?

    ResponderEliminar
  2. Como persona con estreñimiento me solidarizo con todas y cada una de las víctimas anales de esta película, que no he visto, ni muchas ganas tengo, todo hay que decirlo.

    ResponderEliminar
  3. Yo la vi por estrictas razones profesionales... Y porque me negaba a creer que de un tráiler tan malo no surgiera algo como mínimo gracioso.

    Me equivocaba.

    ResponderEliminar