viernes, 21 de octubre de 2011

IT'S A TRAP!, Vol. 2: LOS PAYASOS

COULROFOBIA: miedo irracional a los payasos fomentado por la familia Aragón.

Cada cierto tiempo surge una de esas películas que sirven para alimentar/justificar la imagen del payaso como elemento terrorífico. Un ejemplo clásico sería la adaptación de la novela IT, de Stephen King, y el ejemplo más reciente lo encontraríamos en la irregular BALADA TRISTE DE TROMPETA, de Álex de la Iglesia.

El filme que hoy analizamos podría haber sido un ejemplo de esto, de no ser por lo absurdamente estúpida que es, aunque la caracterización de los payasos puede llevar a los coulrofóbicos a entonar un "OMG!" muy poco masculino...

LOS PAYASOS ASESINOS DEL ESPACIO EXTERIOR
(Killer Klowns from Outer Space, 1988)
SINOPSIS: Deb y Mike ven caer un meteorito en el bosque, pero al acercarse descubren que se trata de una carpa de circo llena de payasos asesinos. Después de huir de ellos por los pelos, acuden a la comisaría donde chocan con la incredulidad de la policía. Mientras, la población sufre los hilarantes ataques de los payasos...

El aroma ochentero se convierte en hedor en esta película, aunque cualquiera que la recordase de su infancia probablemente añada el factor nostalgia a unos muñequitos con forma de payaso que convierten a sus víctimas, pistola de rayos mediante, en una masa rosa.

¿Qué se les puede achacar, si viajan en una carpa de circo interestelar y tienen sonrisas grotescas y pelucas de colores fosforitos? ¡Bastante tienen ya con lo suyo!

Decir que los 2 millones de dólares que costó esta película, nadie sabe a dónde fueron porque los efectos visuales y los payasos los fabricaron enteramente los tres hermanos Chiodo, que escribieron, produjeron y dirigieron el filme. Todo queda en familia...

Por supuesto también añaden ese típico erotismo encubierto de los 80, como puede apreciarse en una de las gamberradas que se podrán ver en esta escena, con unos pezones que se transparentan gratuitamente. ¿Por qué la incluyo...?

Para asegurarme de que veis el vídeo, putos salidos camaradas ávidos de conocimiento...


"Oooh, ¡pizza!" ¿Quién iba a pensar que la mataría una pizza que nadie pidió...?

3 comentarios:

  1. Otra película de la que me declaro fan, lo de las "Pistolas que disparan palomitas de maiz vivientes" se ganó mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí ya te lo admito más, pero esta película entra precisamente en las que no se toman a sí mismas en serio y por eso pueden ser inmensamente disfrutables.

      Eliminar
  2. Pero a veces que una película se tome en serio y quede ridícula hace que sea enormísima, la comedia inintencionada es un género a revalorizar.

    ResponderEliminar