viernes, 7 de junio de 2013

RANDOM WTF?, Vol. 5: The Evil Re-Animated

Hoy sólo quería mostraros un documento que, aunque ya va a cumplir un año,
no me había animado (guiño, guiño) a compartir aquí.

Un detalle
Una curiosidad
Unos muertos animados
Poseídos, se podría decir...

¡POSEÍDOS INFERNALMENTE!
(if you know what I mean...)



KLAATU! BARADA! NIKTO!
(post dedicado a la twittera @ClarisseBradbury, la fan nº1 del blog)

martes, 28 de mayo de 2013

TERROR HISTÓRICO, Vol. 2: Hell Awaits

¿Os acordáis de que en anteriores ediciones de esta sección os hablé de "la primera película de terror de la historia"? Pues hay una anterior, aunque no de terror propiamente dicha, así que antes de que me llaméis mentiroso...

"Oh, vosotros los que entráis, ¡abandonad toda esperanza!"
–Dante Alighieri
EL INFIERNO
(L'Inferno, 1911)
¿DE QUÉ VA?
Ésta es fácil de responder: efectivamente, nos encontramos ante la primera adaptación cinematográfica de La Divina Comedia, el descenso de Dante a los Infiernos en busca de su amada Beatriz.

Acompañado del poeta Virgilio, quien, como todas aquellas almas anteriores al nacimiento de Cristo, habita en el Limbo, Dante cruzará las puertas del Infierno y descenderá a través de sus 9 círculos (cada uno correspondiente a un pecado) hasta cruzar al Purgatorio y, finalmente, al Paraíso donde le espera la joven Beatriz.

¿CUÁNDO Y DÓNDE SE HIZO?
Nos encontramos ante una superproducción (de la época) que contó con fondos ingleses pero principalmente italianos. Tras un rodaje de tres años, el director Giuseppe de Liguoro, ayudado de Francesco Bertolini y Adolfo Padovan, presentó en 1911 la primera película italiana propiamente dicha. El mismo equipo de directores también presentó ese mismo año la primera adaptación al cine de La Odisea de Homero.

¿QUÉ APORTÓ AL CINE DE TERROR?
Como ya he dicho, no estamos ante una película de terror stricto sensu, pero su imaginería demoníaca, su representación del infierno y sus curiosos efectos especiales demuestran un gran mimo por conservar, en cierto modo, el carácter terrorífico-pedagógico de la obra original: Dante pretendía que sus lectores reflexionaran sobre el pecado, que temieran el castigo divino y trataran de corregir su comportamiento a través del terror infundido por los castigos a los pecadores que describía en su "viaje".

¿QUÉ APORTÓ A LOS MOMENTOS WTF?
Para entrar en terreno WTF? reconozco que hay que meterse en terreno de efectos especiales, pero en aquella época ya he dicho que eran los que eran... Pero qué coño, una película en la que el aura angelical de la amada Beatriz es un ventilador/molino colocado detrás de su cabeza, en la que todas las almas van en pelotas (¡En 1911! ¿Destape? ¡Aficionados!), los pecadores carnales "flotan" en el cielo como enfermos epilépticos, los demonios son gigantes gracias a por culpa de por medio de una perspectiva imposible, y, sobre todo, Cerbero es una puta oveja de tres cabezas (¡Que te follen, Dolly!), pues hay que decirlo... WTF?


Como excepción, dada la dificultad de obtener estas películas y gracias al dios YouTube, aquí tenéis el enlace, tanto de El Infierno como de La Odisea del trío Liguoro/Bertolini/Padovan:
- El Infierno (L'Inferno, 1911) - Versión sin música
- El Infierno (L'Inferno, 1911) - Versión con música de Tangerine Dream
- La Odisea (L'Odissea, 1911) - Versión sin música

viernes, 26 de abril de 2013

¡BRUJERÍA!, Vol. 2: LA PUTA DE LA CABRA

Antes de nada, quería agradecer a los visitantes, habituales o esporádicos, el seguir ahí y poco a poco incorporándose en la sección de comentarios, haciendo que esta noche vayamos a llegar a las 20.000 visitas, una cifra que ni remotamente se me habría ocurrido como alcanzable cuando empecé este blog allá por el último cuatrimestre de 2011.

Mención especial a los pajilleros que entran buscando La noche de los zombies calientes para descargar y "descargar". ¡Aplaudamos a los pajilleros (ya que ellos tienen las manos ocupadas para auto-aplaudirse)!

Al lío. Brujas, brujas, brujas... Y Rob Zombie. A priori, deberíamos estar ante otro hito del cine de terror... Aham... Cada día tengo más morenos los huevos. Hoy nos visitan...

THE LORDS OF SALEM
(The Lords of Salem, 2012)
SINOPSIS: Siglos atrás, Salem era conocida como un centro neurálgico del mal, donde las brujas se reunían para llevar a cabo sus secretos rituales. Hoy, Heidi conduce un exitoso programa de radio centrado en el rock duro; un día, recibe un vinilo promocional de una banda llamada The Lords. Su música, extraña y siniestra, la turbará profundamente, provocándole pesadillas y alucinaciones.

Como habréis podido comprobar, esta película es muy reciente (estrenada en USA hace una semana; aún no estrenada en nuestro país), por lo que su lugar natural sería la sección de críticas Póker de Ashes. ¿Por qué entonces incluirla en una sección en la que muy probablemente terminará descuartizada y humillada? ¡Por méritos propios, ofcórs!

La última película de Rob Zombie, protagonizada por el culo de Sheri Moon Zombie es un despropósito de magnitudes épicas. Viniendo de un director tan creativo y habitualmente original y transgresor, ¿cómo es esto posible? Precisamente por pasarse de creativo, original y transgresor y por poner de prota al pato mareao de su mujer.

Las grandes ideas y conceptos siguen ahí; los planos ominosos, espectaculares, que se graban en la retina siguen ahí; la (escasa) banda sonora acertadísima sigue ahí; y la atmósfera desasosegante y turbia que tan bien sabe capturar sigue ahí. ¿Qué falta? Guión. Porque no me creo que aquí nadie supiera a dónde mierdas estaba yendo la película. Zombie no quiere darle un final típico, de esos en los que la protagonista se salva y el mal es vencido. No. Pero precisamente por eso, no hay final. Las últimas escenas son una sucesión de videoclips sin diálogo, sin sentido y llenos de pretendido simbolismo satánico...

...¡una mierda como un piano de cola de Nacho Vidal! La narración se disuelve, desaparece, con intenciones de resultar onírica, destructiva, sangrante, pero el único que queda envuelto en una pesadilla, destruido y desangrado es el espectador (sobre todo si os dignáis a pagar por este zurullo diabólico). ¡Coño, que hasta Satán es un Teletubbie con brazos-polla enredadera!

Rob Zombie ha defraudado hasta a los entrañables pajilleros del blog, porque sí, la película está llena de tetas. De tetas femeninas además... ¡De tetas femeninas de putas viejas! ¡La "niña Medeiros" marca tendencia entre las brujas en concepto de tetas-bolsa resecas!

Os dejo con el horror videoclipero de Rob Zombie. Y tetas.

sábado, 20 de abril de 2013

PÓKER DE ASHES, Vol. 4: Memorias de un zombie adolescente (2013)

WTF? OF THE DEAD, siempre al pie de la noticia, tomando el pulso de la actualidad, informando más allá de donde los corazones más sensibles no pueden llegar, acudiendo el día del estreno a presenciar joyas del séptimo arte no aptas para todos los estómagos, tales como...

Película: Memorias de un zombie adolescente (Warm Bodies, 2013)
Director: Jonathan Levine
Guión: Jonathan Levine (basado en la novela de Isaac Marion)
Reparto: Nicholas Hoult, Teresa Palmer, Rob Corddry, John Malkovich
_____________________________________________________________
“Hrrrm... Haaambre... Hrrrn... Ciudad...”

Por supuesto, una vez más, los expertos en marketing encargados de titular las películas en español se han puesto creativos, si bien más o menos de forma justificada. Es muy posible que en España el target no hubiera sido muy adolescente para una película titulada Cuerpos calientes... o sí, pero no el mismo tipo de adolescentes.

El caso es que estamos ante la clásica comedia romántica (que al final resulta dramedia cutre) que te cuenta absolutamente toda la trama (y el 90% de los chistes) en el tráiler. ¿Por qué ir a verla? Por puro sadomasoquismo. ¿Y qué sería de esta santísima web sin el masoquismo para ver basura cinematográfica? En este caso, al menos, la primera mitad de la película es autoconsciente de su absurdez y, por tanto, es la parte decente; la basura viene después, cuando trata de racionalizarse, de normalizarse, provocando también una "normalización" de la trama hasta el punto de que su ya cantada predictibilidad se convierte en una mierda de obviedad del tamaño del Monstruño. ¡Despedacémosla ahora!
_____________________________________________________________

ZOMBIES AMOROSOS De Shakespeare a Romero
(o “¿Pero esta puta mierda qué es?”)

No, esto no es Tromeo y Julieta (algún día la traeré por este blog), pero que yo sepa la Troma es más consecuente con las mierdacas que hace. Esto es otra cosa. La típica historia...

Chico conoce chica.
Chico se come el cerebro del novio de la chica.
Chico absorbe los recuerdos y sentimientos del novio difunto.
Chico secuestra chica para "protegerla".
Chico se enamora de chica y empieza a curarse de su "zombitud".
Chica empieza a enamorarse del chico que se comió a su novio.
Chicos enamorados contagian su amor al resto de zombies.
Zombies amorosos empiezan a curarse y ayudar a humanos.
La humanidad se salva en una espiral de amor y podredumbre.

Si consideras esto un spoiler de la película, (a) No has visto el tráiler, que te cuenta exactamente esto, y (b) Puedes darme las gracias en los comentarios, sobre todo si ibas a pagar por verla. No, no es digna de verla pagando y sólo debe hacerse en un ambiente jocoso (amigos/birras/guotévar) o acabarás con ganas de comerte el cerebro de quien la propuso.

Pero ya digo, la primera mitad es fácilmente salvable, entretenida incluso, con un prólogo desde la mente de nuestro zombie adolescente (¿adolescente? ¡mis huevos morenos!), su día a día con su amigo, el filósofo (*) encargado del título de esta crítica y su vida como catequista devorador de cerebros. Slice of life, nunca mejor dicho, de la absurdez caníbal.

La moraleja a extraer de la película es "Still a better love story than Twilight"... O "Si quieres comerle tól asunto a una jamelga, cómele antes la cabeza a su novio. Literalmente." ... No. Lo que nos enseña esta pretendida comedia (que, en el momento en que deja de serlo, aburre a las ovejas) es que, como muchas veces hemos hablado en este blog, una historia absurda y cuya mera existencia ya sostiene el "WTF?" puede ser plenamente satisfactoria SI Y SÓLO SI no pierde en ningún momento su conciencia de absurda. De otro modo, cae a plomo.

En su favor, decir que los actores están todos correctos, si bien la presencia de Malkovich es puramente testimonial, casi un cameo dividido en 5 escenas (no sale ni 5 minutos en total). La pareja protagonista es creíble, es consistente; no hay duda de que los zombies amorosos se contagiaron porque "estaban pa' comérselos" *badum-tss* y, como ya dije en la sala, ambos protagonistas podían confirmar que el novio muerto "estaba bueno" *re-badum-tss*.

–Si esperáis una comedia de terror, os llevaréis una decepción absoluta.
–Si esperáis una comedia romántica convencional, no tardará en llegaros.
–Si esperáis una reflexión sobre la conciencia del zombie entregado al amor, pasados ciertos niveles de podredumbre y destrucción física, el biopic de la Duquesa de Alba estará al caer. Preguntad por Telecinco.

(*) "Hambre... Ciudad...". Aquí hay una crítica a la cultura de masas y la postmodernidad cosmopolita que... ¡mis huevos morenos strike back!.

miércoles, 17 de abril de 2013

PÓKER DE ASHES, Vol. 3: Posesión Infernal (2013)

Póker de Ashes, la sección aperiódica de críticas propiamente dichas. Hoy ya tocaba la única película en cartelera que es imprescindible para este blog. Hablo, por supuesto, de...

Película: Posesión Infernal (Evil Dead, 2013)
Director: Fede Álvarez
Guión: Fede Alvarez, Rodo Sayagues
Reparto: Jane Levy, Shiloh Fernandez, Lou Taylor Pucci, Elizabeth Blackmore, Jessica Lucas
_____________________________________________________________
“Kunda... Astratta... Montosse... Can'da!”

Por todos vosotros es conocido mi amor por la trilogía de los Evil Dead de Sam Raimi (sólo tenéis que mirar cómo se llama y el sistema de puntuación que empleo en esta sección...), de lo que se deduce que, siguiendo la estela de los remakes vomitivos poco agradecidos de Hollywood, debería pajearme hasta quedarme ciego evitar a toda costa el visionado de semejante engendro.

Bueno, pues quiero apartar este tipo de argumentos ya desde la introducción para aclarar lo que los más interesados ya sabréis: estamos ante un remake bien hecho, que bebe de las dos cintas originales (que una ya era en sí misma remake de la otra), pero que a su vez aguanta su propia vela. No quiero decir con esto que estéis ante un peliculón: funciona mejor como remake (es decir, si captas los numerosísimos guiños a los fans de la saga) que como película independiente, aunque sigue siendo la mejor película de terror estrenada en nuestras salas en los últimos tiempos (*).

(*) Lo siento, The Cabin in the Woods. Nuestros visionarios distribuidores te enviaron directa al mercado doméstico. ¡Aplausos!
_____________________________________________________________

David - Eric - Mia - Olivia - Natalie

Cinco jóvenes deciden pasar un fin de semana en una cabaña abandonada en mitad de un bosque tortuoso que... Sí, nenes, sí, esto es un remake de una película de terror de los 80. No busquéis motivos. Aunque en esta ocasión sí se molestan en dárnoslos: Mia es una drogadicta que, con ayuda de sus amigos y su hermano, se ha comprometido a desengancharse definitivamente, por lo que la mejor manera de pasar el mono es estar aislada y bien vigilada y cuidada. Hasta aquí las únicas motivaciones que nos interesan, las de la protagonista y sus comparsas. Veamos...

Sótano misterioso - CHECK!
Necronomicón - CHECK!
Imbécil que lo lee liberando al demonio - CHECK!
Árbol violador - CHECK!


Y hasta aquí el remake, más o menos. Ahora Mia ya ha sido poseída, literal (arbolico of love) y figuradamente (I'll swallow your soul!), y el demonio ya está en casa. Que empiece la fiesta.

Todo el humor negro de la(s) cinta(s) original(es) deja paso a un terror que se asienta sobre dos pilares básicos y magistralmente manejados: la atmósfera sonora y el gore artesanal. La primera está al servicio de los clásicos "sustos" del terror contemporáneo, las denominadas "jump scenes" (evidentemente, por el bote que pegas), aderezada con los agradables sonidos que emiten los huesos y músculos de los poseídos al moverse - dulce sinfonía.

Y respecto al gore... Ah, el gore... Antiguamente, cuando en una película de terror aparecía el cartel rasgado de otra película anterior, esto se interpretaba como que la presente resultaba mucho más aterradora que aquella. A esta Posesión infernal no le hace falta nada de esto para coronarse como la más sangrienta de todas, con más litros, sin duda, que el final boss de Tu madre se ha comido a mi perro.

No quiero spoilear a nadie pero en la escena final hay dos elementos clave: lluvia de sangre (Slayer estarían orgullosos) y motosierra lobotomizadora (Ash estaría orgulloso). Si existiera una versión 3-D, acabaríamos todos con ganas de abrir un paraguas o directamente tener a mano unas gafas de buceo. ¡Qué placer sería nadar en semejante mar de sangre!

Sin ninguna duda, el director Fede Álvarez ha hecho una entrada triunfal en el mundo del largometraje de la mano de Sam Raimi y el género terrorífico. Y ya se ha anunciado una secuela y otra de la saga original con Bruce Campbell de vuelta. A aquella lejana idea de los Raimi y sus amigotes le quedan todavía muchas almas que devorar...